10.19.2005

Crisis y Filosofía


Crisis fue en algún momento el modo en que se denominaba un punto de vuelco en el desarrollo de una enfermedad. Por esta relación con la enfermedad es que se derivó a cierto sentido negativo de lo que crisis significa. Me gustaría volver al sentido originario; aunque sea para descomponerlo en otra cosa. Pero primero, hablaré del sentido del vuelco en la filosofía. (No se duda aquí de la filosofía, sino de cierto carácter inherente a toda filosofía).
El vuelco es una clase de toma de dirección. ¿Dirección hacia dónde? ¿Qué es lo que se dirige? Con estas dos preguntas, podemos distinguir qué clase de vuelco es el que corresponde a lo que comporta la filosofía. Hemos dicho que la filosofía, en cierto sentido, está dentro de lo humano. ¿Qué de lo humano es lo que se dirige, en la filosofía? La mirada. Mirada es aquí el contemplar, el enfrentarse al mundo, talvez. La mirada apunta en un cierto sentido, determinando una correspondiente perspectiva. ¿Qué se mira? ¿Aquello que se nos da como lo problemático? ¿Aquello que nos llama a sí? En esto se juega la filosofía que enfrenta la realidad: siempre apunta la mirada hacia lo real. (¿De qué modo lo real es algo que se nos presente en estos sentidos?) Pero si esto es lo focal (lo único focal), ¿cómo puede volcarse el mirar? Apuntando desde otra posición, cambiando la perspectiva. ¿Podemos vislumbrar ahora en qué sentido el vuelco es propio, en cierto sentido, de la filosofía? El vuelco de la perspectiva es algo antiguo en la filosofía: recordamos a Sócrates, por ejemplo, que vuelve la mirada hacia el hombre (¿Es este vuelco algo que se marque en Sócrates, junto con él y desde él, simplemente?). Lo determinante del vuelco es el punto en que se vuelca: la crisis. Pero ¿cómo puede un estado determinar un vuelco? ¿Qué hay en ello? O directamente ¿en qué sentido la filosofía adopta el sentido de la crisis? ¿En qué sentido apunta la filosofía a lo crítico?
¿Qué es esto, lo crítico? Lo crítico es lo que, en este sentido, llama más intensamente al que mira, de modo que el que mira, se vuelca a él. Pero esto crítico puede, y es, objeto de cuestión. Lo crítico, es, así, lo asombroso. Puede uno enfocarse a partir de ello en una pregunta fundamental (Grundfrage). Pero ¿Qué tan en lo crítico está esta pregunta fundamental? Una pregunta de este tipo es, por ejemplo: "¿Qué es lo que es?" ¿Qué tan fundamental es ésto?. El horizonte permanece el mismo. "¿Qué es lo que se dice?". De lo crítico echan raíces estas preguntas. ¿Qué es lo crítico? Preguntar esto ¿nos permite siquiera acercarnos a lo crítico? ¿De dónde viene esto de lo crítico? Justamente, de una crisis. El que nuevamente se pregunte por lo crítico, señala una crisis. Señala un vuelco.

[Ahora ¿qué tan lejos se puede andar?]



hits